Un corte de pelo para el recuerdo

Alejandro Morales, 83 años, 66 años a las tijeras

Cortarse el pelo es una de esas cosas rutinarias que cuando estás de viaje se puede convertir en toda una experiencia. En Santiago, además, fue inolvidable.

Llegamos a Santiago de Chile un 26 de marzo, Sábado Santo para más señas, llevábamos dos meses de viaje y como buen día festivo todo estaba cerrado. Dos meses y yo no me había cortado el pelo desde días antes de partir de España. Tambien la barba crecía y crecía sin control desde que estuvimos en Río de Janeiro en casa de Thalita y Joao. Necesitaba con urgencia una peluquería.

Fernanda y Matías, nuestros anfitriones en Santiago, nos dieron indicaciones para encontrar peluquerías por su barrio, así que salimos en su búsqueda con mi cabeza y mi cara rodeadas de pelo. Todo estaba cerrado, caminamos y caminamos preguntando a los pocos transeúntes que encontrábamos y nadie nos daba esperanzas “¿Hoy? Chiquillos, no creo que encuentren nada abierto…”

Recorrimos la calle Santa Isabel hasta adentrarnos bien en barrio Italia, una zona muy de moda donde el movimiento hipster se ha asentado en Santiago. Justo cuando ya nos dábamos la vuelta dándonos por vencidos apareció la peluquería de Alejandro Morales, un sitio que nos quedará para el recuerdo.

La Peluqueria Morales se encuentra en la esquina de Emilio Valcae con Avd. Santa Isabel, en una casa que data de 1920. Al entrar todo vuelve al pasado, sus paredes, sus muebles y su decoración, y todo cobra sentido cuando conoces a su dueño.

Peluquería Morales

Alejandro Morales se inició con sus tijeras en 1950, cuando sólo tenía 17 años, y hoy, con 83 años, sigue dando forma a los peinados de su barrio. En la pared un par de páginas de periódico enmarcadas guardan reportajes a su peluquería que él muestra orgulloso.

Alejandro es callado, respetuoso y extraordinariamente educado. Un maestro del peine y las tijeras sin que los años hayan causado mella en la precisión de sus manos, lentas, seguras y experimentadas. Ha cortado el pelo a varias generaciones de familias enteras, ha vivido la historia de Chile delante de un espejo y pocos son tan del barrio como él.

“Como me enseñaron, no hay que inmiscuirse en la vida privada de los clientes, escuchar sí, pero después, a la siguiente sesión, hacer como si no me hubiesen contado nada”, dice el señor Morales.

Peluquería Morales

Junto al espejo tiene infinidad de fotos y recortes de revistas, modelos y actores de los 80 que ya amarillean, con distintos peinados para que sea más fácil indicar cómo quieres tu corte de pelo. Me cubre con una capa para que los pelitos no lleguen a mi ropa y me la ajusta al cuello con cuidado, colocando delicadamente varios algodones entre la tela y mi piel para que el cierre fuera suave y perfecto.

Entre la espera a que terminase con otros clientes, mi cabeza y mi barba pasamos allí casi tres horas. Fue el corte de pelo más largo de mi vida, pero también el más concienzudo e interesante de todos. “Por detrás se lo dejo así de corto, al pellizco” me dice mientras me enseña la nuca con un espejo y me pellizca el pelo con los dedos. No seré yo quien le diga cómo se corta el pelo, si no lo sabe él no lo sabe nadie.

Con la cabeza lista le pone una extensión a la silla para poder reclinarme y ponerse con la barba. “¿Barba de una semana le parece bien?” Y yo me dejo hacer. Pasan los minutos y pierdo la noción del tiempo que llevo allí sentado, no todos los días tiene uno la oportunidad de ponerse en unas manos que despiertan tanto respeto y admiración.

Peluquería Morales

Cuando Alejandro Morales termina conmigo llama a Candela “¿No le vas a hacer una foto de cómo ha quedado?” y él posa junto a mí como si me diese los últimos retoques. Me siento afortunado, feliz de haber encontrado su puerta abierta cuando todo estaba cerrado, y dándole un fuerte apretón de manos con ambas manos me despido hasta la próxima. Ojalá un día, si vuelvo a pasar por Santiago, Alejandro siga en su peluquería tijera en mano para poder volver a sentarme en su sillón. Ojalá.

2 Comments

  • enrique morales| 10 septiembre, 2017 at 20:10 Responder

    es un gran peluquero

    • Roberto| 13 septiembre, 2017 at 12:53 Responder

      Un gran maestro, un magnífico profesional ¡Que alegría que le conozcas!

Leave comments

Your email address will not be published.*



You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Back to top

Usamos cookies para garantizar la mejor experiencia en la web. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies y asumimos que te parece bien ¡Tenemos galletitas para todos!

ACEPTAR
Aviso de cookies
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial