Thalita y Joao, en plena Copacabana

Rio de Janeiro, Brasil
¿Río de Janeiro en pleno carnaval? ¡Como para perdérselo!

Somos unos afortunados, y por si algún momento lo olvidábamos allí estaba Thalita abriéndonos las puertas de su casa en la mejor zona de Río de Janeiro.

Entramos como surfers por la puerta grande en el mundo de Couchsurfing gracias Nicolas, Grasiela y Leonardo en Salvador de Bahia pero llegó el momento de moverse y seguir viajando. Rio de Janeiro era nuestra siguiente parada y allí nos esperaba Thalita.

A Rio llegábamos en pleno carnaval y si te puedes hacer una idea de lo que puede ser la locura hecha ciudad… entonces tendrás una idea aproximada de lo que nos íbamos a encontrar. Conseguir un host en Rio en esas fechas era todo un reto, algo imposible, y recibimos muchas negativas a nuestras solicitudes antes de que apareciera Thalita a nuestro rescate. Ella, como nosotros, lleva poco en esto del couchsurfing y tuvimos el honor de ser sus primeros huéspedes, y sin duda hemos quedado eternamente agradecidos. Con ella y con su padre, Joao.

Él mismo, jubilado pero en activo con su servicio en Uber, nos recogió en el aeropuerto de Río a nuestra llegada y nos abrió las puertas de su casa. Y vaya casa, por cierto. Un piso enorme situado a una manzana de la playa de Copacabana y a tres de Ipanema. Es decir, fantásticamente ubicada. Un barrio tranquilo, repleto de facilidades y con muy buen ambiente.

Thalita trabaja, y trabaja mucho, y por esa razón no pudimos pasar con ella tanto tiempo como nos habría gustado. Una chica que a pesar de sus jóvenes 26 años ya ha tenido tiempo de viajar mucho por el mundo, y las fotos de su habitación por media Europa así lo confirman.

En plena Copacabana

Llegaron los días grandes del carnaval y ella viajaba a Salvador, pero no fue problema para que siguiéramos disfrutando de su hospitalidad y la de Joao, y nos quedamos con él unos cuantos días más hasta que los prohibitivos precios de los días festivos bajaron un poco y pudimos movernos hacia nuestro siguiente destino.

Con ella tuvimos la oportunidad de sumergirnos en uno de los múltiples blocos que colapsan la ciudad en carnaval, y la pasión con la que él nos hablaba y recomendaba las visitas imprescindibles de la ciudad nos remarcó que la Ciudad Maravillosa enamora a sus habitantes en su día a día.

Thalita y Joao no paran mucho en casa, la verdad se ha dicho, pero a nosotros nos hicieron sentir como en la nuestra propia desde el momento que cruzamos su puerta. Una suerte, y un verdadero lujo, esto de vivir Río y su carnaval de primera mano, junto a sus más famosas playas, gracias a una familia que nos acogió en su casa pese a ser unos absolutos desconocidos durante toda una semana ¡Mil gracias!

1 Comment

Leave comments

Your email address will not be published.*



You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Back to top

Usamos cookies para garantizar la mejor experiencia en la web. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies y asumimos que te parece bien ¡Tenemos galletitas para todos!

ACEPTAR
Aviso de cookies
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial