Sigüenza, la joya medieval de Guadalajara

Capital del Turismo Rural 2017
Sigüenza Catedral
Si Sigüenza te llama desde fuera, espera a conocer sus calles...

En nuestro intento por conocer los pueblos más bonitos de España, no podíamos dejar atrás Sigüenza, galardonado en 2017 como Capital del Turismo Rural.

En la provincia de Guadalajara, en pleno corazón de Sierra Ministra, encontramos Sigüenza, una villa medieval con las alforjas cargadas de historia. Conocida por los celtíberos como Segontia, “la que domina el valle”, esta ciudad milenaria rezuma riqueza arquitectónica, natural y gastronómica por cada esquina.

Este año, con motivo del décimo aniversario del portal Escapada Rural, ha sido elegida por votación popular entre casi 300 pueblos de toda España como la Capital del Turismo Rural. Y no es para menos. El municipio más visitado de la provincia de Guadalajara lleva décadas dejándose los adoquines al lucir sus encantos ante quienes lo visitan.

Sigüenza se presta a ser paseada despacio. Sus cuestas adoquinadas te dejarán sin resuello, pero más aún lo harán sus impresionantes fachadas. Romanos, celtíberos, árabes y cristianos han pugnado a lo largo de la historia por este estratégico emplazamiento. Y estás deseando saber por qué. Nosotros tuvimos la suerte de ser invitados por el ayuntamiento de Sigüenza y por Escapada Rural para disfrutar de los eventos que organizaron para la ocasión.

Detalle Iglesia San Vicente Sigüenza
Detalle de las arquivoltas geométricas de la iglesia de San Vicente (siglo XII)

Ciudad del Doncel

Si tienes la suerte de visitar Sigüenza en el tren medieval (que sale de Madrid) te zambullirás de pleno en el medievo en lo que dura un parpadeo. Trovadores, malabaristas y dulzaineros aumentarán tus ansias por conocer la Ciudad del Doncel. Tranquilo, si vas en coche, como nosotros, en un pispás estarás también metido en faena.

Sin lugar a dudas la mejor forma de adentrarse en Sigüenza es a través de sus visitas guiadas. Conocerás la ciudad de fuera a dentro, atravesando los diferentes anillos de muralla y sus correspondientes puertas. La historia de esta localidad guadalajareña difícilmente se resume en dos horas, pero saldrás deseoso de conocerla en profundidad.

En tu paseo por la Ciudad del Doncel no has de olvidar visitar en la Catedral el sepulcro del Doncel Martín Vázquez de Arce, famoso por la estatua de alabastro del joven lector yacente. Se trata de una de las principales esculturas del gótico tardío español, arte funerario lo llaman. Aunque suene raro. Y más raro te va a sonar saber que nosotros, ¡no entramos a verlo! Necesitábamos una excusa para volver y nos pareció la más válida, jeje.

Fachada Catedral de Sigüenza
Dentro de la Catedral de Sigüenza encontrarás al Doncel que da nombre a la ciudad.

Plaza Mayor

A finales del siglo XV se mandó derruir uno de los lienzos de muralla para crear un espacio de encuentro en Sigüenza. De esta forma entraba el Renacimiento, con sus calles amplias y sus talleres de artesanos. Durante nuestra visita, con motivo del galardón de Capital de Turismo Rural, panaderos, carpinteros y demás artistas de lo manual vendieron sus productos en puestos salpicados aquí y allá.

Llegados a este punto de la visita, cuando empezaba a apretar la sed, lo mejor fue refugiarse bajo los soportales de la Plaza Mayor. En una esquina, en casa Anguita, nada más apropiado que degustar el adictivo fino seguntino bien acompañado de unos crujientes torreznos.

¿Fino seguntino? Un invento local de la posguerra. Bebida a base de vermú rojo, gaseosa y espuma de cerveza que refresca y se sube a la cabeza a partes iguales. ¿Y dónde está el fino? Pues no lleva, es el nombre del torero de la época al que sirvieron por primera vez este mejunje tan rico.

Una vez repuestas las fuerzas toca seguir con la visita turística por la villa medieval.

Sigüenza Capital Turismo Rural Plaza Mayor
Fiestaza que montaron con motivo de la nominación de Sigüenza como Capital del Turismo Rural.

Sigüenza muros adentro

Subiendo por la calle Mayor, toca parar para recuperar el aliento en la Puerta del Sol. Un poco más arriba, en la Iglesia de Santiago, bombardeada durante la Guerra Civil, se afanan en datar los últimos restos arqueológicos encontrados.

A continuación, nuestros favoritos. La casa del Doncel, restaurada por la Universidad de Alcalá de Henares, de estilo gótico pero que preserva en su interior preciosas pinturas mudéjares. En la última planta, además de otear los tejados de Sigüenza, se exponen guitarras antiguas y vihuelas de mano, precursoras de las anteriores. A escasos metros la iglesia de San Vicente, con su portada románica decorada en estilo mudéjar y, lo mejor, la imagen de la virgen “descentrada” para que pueda verse al enfilar la calle homónima.

Grupo Calle Sigüenza
Disfrutando de las estrechas calles de la zona alta de Sigüenza

El Castillo

No hay ciudad medieval que se precie que no tenga una fortaleza. En este caso, el antiguo castillo de los obispos de Sigüenza, hoy en día reconvertido en Parador Nacional, no tiene nada que envidiarle a otros. Impresionante su imagen desde fuera, también merece una visita a sus patios y salones. ¡Pero cuidado! Si pasas allí la noche puede que encuentres al fantasma de Doña Blanca de Borbón, -esposa de Pedro I el Cruel-, confinada entre estos muros parte de su vida.

Castillo de Sigüenza
La impresionante fortaleza del Castillo de Sigüenza vista desde los campos que la rodean.

¡A comer!

Esto de subir y bajar cuestas abre el apetito de cualquiera. Ha llegado el momento de degustar una gastronomía puramente castellana: Migas con chorizo, sopa castellana, cordero o cochinillo asado… Como colofón, cuando piensas que ya no puedes comer más, aparecen los borrachos seguntinos, unos bizcochos almibarados que llenan lo mismo que enganchan.

Comida Sigüenza
En Sigüenza te esperan mucho fino seguntino, una comida castellana contudente y unos dulces borrachos que no olvidarás.

Con música y risa Sigüenza es aún más bonita

Además de aprender historia y comer, durante el fin de semana de celebración del nombramiento como Capital del Turismo Rural lo dimos todo bailando. Flipamos con Dj Surda, el encargado de animar la fiesta con sus apoteósicas mezclas musicales. También tuvimos tiempo de escuchar monólogos y, cómo no, de aprender un poquito del folklore local, ¡aunque a bailarlo hemos de reconocer que no nos atrevimos!

Plaza Mayor Sigüenza Folk Niños
Los niños embelasados disfrutando del concierto en la Plaza Mayor.

La Naturaleza en Sigüenza

Para aprovechar la escapada y respirar un poco de aire puro, te recomendamos las visitas guiadas a los alrededores de Sigüenza. Guiados por expertos en la zona, aprenderás sobre fauna y flora local. Y es que “la que domina el valle” está enclavada en la comarca natural del Alto Henares, dominando al río y los campos que la circundan.  Además, nos comentaron que pronto instalarán un observatorio de estrellas alejado de las luces de las grandes urbes. Nos encantará verlo.

Y si quieres estirar un poco más el fin de semana, te recomendamos que te acerques al mirador de Félix Rodríguez de la Fuente, a escasos 8 kilómetros de Sigüenza y en pleno Parque Natural Barranco del Río Dulce. No lo pienses, cálzate las botas y recorre algunas de las rutas que rodean el cañón horadado por el río, igual hasta tienes suerte y te encuentras unos cuantos buitres leonados sobrevolando tu cabeza.

Panorámica Sigüenza
¿Quién ve esta imagen de Sigüenza y no imagina historias de caballeros e intrigas palaciegas?

¿Dónde dormir?

¿Qué tipo de escapada rural con encanto habríamos tenido si no hubiéramos disfrutado de una noche de hotel aislados de todo? En nuestro caso, nos alojamos en el hotel Cardamomo Sigüenza, situado a 15 minutos en coche en la pedanía de Carabias. Nada como disfrutar de un rico desayuno mientras ves (si estás atento, Roberto se lo perdió) unos corzos trotando al otro lado de la ventana. Habitaciones cuidadas con mimo, mucho encanto rural y desconexión total asegurada.

Hotel Sigüenza
Naturaleza y relax en Sigüenza.
MÁS FOTOS DE SIGÜENZA

Leave comments

Your email address will not be published.*



You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Back to top

Usamos cookies para garantizar la mejor experiencia en la web. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies y asumimos que te parece bien ¡Tenemos galletitas para todos!

ACEPTAR
Aviso de cookies
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial