Cataratas del Iguazú: Maravilla Natural

Foz de Iguaçu, Brasil - Puerto Iguazú, Argentina
Cataratas del Iguazú
¿Por qué las bellezas más espectaculares siempre serán obra de la naturaleza?

“Bloque de selva que linda con varios saltos de agua”, así anunciaba para su venta Gregorio Lezama estas tierras de Iguazú en 1888 que hoy sin duda tienen un valor incalculable.

Las Cataratas de Iguazú son una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo y comparten prestigio con la Amazonia, la Bahía de Ha-Long, el Parque Nacional de Komodo o el Río Subterráneo de Puerto Princesa, entre otras. Es de esas cosas que se han de visitar al menos una vez en la vida, y estamos seguros de que las encontrarás en mil y un post tipo “Los 20 mejores destinos que no te puedes perder jamásentuvidapaseloquepase”.

Algunos datos

Las Cataratas del Iguazú están formadas por 275 saltos de agua, que se dice pronto, y el 80% de ellos están en el lado argentino. El caudal aproximado es de entre 1.500 y 1.746 m³ por segundo, aunque las lluvias lo hacen crecer con facilidad, tanto que una crecida en 2014 lo llevó hasta los 45.700 m³. El mayor salto de todos es el conocido como la Garganta del Diablo, por donde más agua cae y el de más altura con sus 80 metros, y desde el lado brasileño hay una pasarela con la que meterse literalmente en él. En total las cataratas tienen una anchura de 2.700 metros.

Cataratas del Iguazú
Y pensar en que las vendían como una finca sin posibilidades...

En El Mundo Patas Arriba teníamos clarísimo que no nos queríamos perder las Cataratas del Iguazú en nuestra vuelta al mundo y nos han hecho de perfecto nexo de unión entre nuestros dos primeros países, Brasil y Argentina. El río Iguazú hace de frontera entre ambos países, y en el mismo vértice se une Paraguay. Por tanto las Cataratas se pueden visitar desde el lado brasileiro y desde el argentino, hay quien recomienda un lado y hay quien recomienda el otro, pero nosotros, para no quedarnos con la duda, hemos visitado los dos.

Las Cataratas del Iguazú desde Foz de Iguaçú, Brasil

Llegamos a Foz de Iguaçú tras un largo viaje en bus de 17 horas desde Sao Paulo. Fue dejar las mochilas y volver a salir a la calle ¡Las Cataratas nos esperaban!

Para llegar al Parque Nacional do Iguaçu se puede llegar en autobús de línea, el 120 por unos 3,2 reales, y una vez allí debemos pagar la entrada al Parque de 57,30 reales para poder tener acceso a las Cataratas (un pico, pero una vez aquí ¡cómo no íbamos a pagarlo!)

Cataratas del Iguazú
Vellos de punta, ¿verdad?

Cuando cruzas su puerta pasas a sentirte como en Parque Jurásico, un autobús panorámico te lleva a través de la selva y piensas que la megafonía en cualquier momento te va a decir que “a la derecha podrá encontrar la jaula de los Velocirraptores”, pero eso nunca llega a pasar y te podrás conformar con la flora y fauna del Parque, que no es poco.

Al bajar del autobús comienza un sendero que te lleva aguas arriba por la margen izquierda del río en dirección a las Cataratas. Al otro lado: Argentina. Desde aquí la vista es amplia y panorámica, podemos contemplar las Cataratas en todo su esplendor y son tan enormes que es imposible meter todos sus saltos de agua a la vez en un solo encuadre de la cámara de fotos.

El camino continúa y se van sucediendo pequeños miradores donde la foto es obligatoria. Como siempre, es recomendable huir de los grandes grupos turísticos, porque si no pronto te verás haciendo cola para no tener que compartir mirador con desconocidos que, no sabemos muy bien cómo, al final siempre se las apañan para salir de fondo en cada foto.

Cataratas del Iguazú
De esa pasarela se sale ¡empapado! y se siente la naturaleza en cada gota de agua...

Al final del sendero llegamos a asomarnos a La Garganta del Diablo, uno de los saltos más espectaculares del Iguazú donde Brasil extiende una pasarela para quien no le importe mojarse un poco. Sacamos las funda impermeables de las mochilas… ¡Y allá vamos! La catarata cae en dos tiempos y se puede acceder al “descansillo” donde el agua se toma un respiro antes de caer de nuevo. Este es, sin duda, el único momento de la visita donde dejamos de sudar, el agua te empapa de pies a cabeza ¡Frescor! ¡Por fin! Y tan ricamente que lo disfrutamos.

Brasil se quedó con la parte pequeña del pastel y aunque la fama se la lleva el lado argentino desde la orilla norte se consigue una vista casi completa de las Cataratas. Iguazú ya nos había enamorado, pero esto no había hecho más que empezar, el lado argentino nos esperaba.

Cataratas del Iguazú
Mágico, ¿verdad?

Las Cataratas del Iguazú desde Puerto Iguazú, Argentina

El segundo día se lo reservamos al Parque Nacional Iguazú de Argentina. Para cruzar de Brasil a Argentina se puede tomar un autobús de línea, “Argentina” o “Internacional”, que por 4 reales brasileños o 20 pesos argentinos te lleva de un país a otro. Al llegar a la frontera brasileña el autobús te deja y se va, haces tus papeles y tomas el siguiente que pase usando el ticket del primero. Al llegar a la frontera argentina el autobús sí espera a que hagas tus trámites, normalmente el proceso es bastante rápido. Y listo ¡Ya estábamos en nuestro segundo país! Nuestra primera frontera terrestre se resumió en no más de 15 minutos.

Una vez en Puerto Iguazú el siguiente reto era descubrir cómo llegar a las cataratas. En el centro de la ciudad está la Terminal de autobuses y desde ahí se puede tomar el bus de las cataratas, 100 pesos cada uno ida y vuelta.

El Parque de visitantes de las Cataratas del Iguazú desde el lado argentino es grande, mucho más grande que el brasileño. Llegas, pagas tu entrada general por 260 pesos, y comienza lo bueno.

Al poco de entrar, tras las imprescindibles tiendas de souvenirs y comida rápida de precios estratosféricos, está la estación central del tren. ¿Del tren? Sí, del tren. El Parque cuenta con un trenecito de propulsión eléctrica que te acerca a los puntos de interés, pues con él se puede rodear todo el parque y llegar hasta la parte alta de la Garganta del Diablo. Sí, la misma que vimos desde el lado brasileño el día anterior.

Cataratas del Iguazú
Con ese marco Candela parece una modelo...

Hay dos senderos marcados, el inferior y el superior, juntos suman varios kilómetros y diremos que las instalaciones son de admirar, con pasarelas que te llevan por medio de la selva hasta los saltos de agua, unos por abajo hasta el pie de las cataratas y otros por arriba desde donde ves cómo el río Iguazú se precipita hacia el vacío. Si quieres vivir las cataratas de cerca esta es tu oportunidad, estarás tan cerca que si quieres el agua te salpicará cada dos por tres. Pero nosotros queríamos estar aún más cerca y… ¡Nos apuntamos a la Aventura Náutica!

Iguazú Jungle – Aventura Náutica

Una cosa es vivir las Cataratas del Iguazú desde cerca, y otra es vivirla desde dentro ¡Y ahí que fuimos!

Vimos que estaba la posibilidad de embarcarse en una lancha a través de la empresa Iguazú Jungle para poder ver las cataratas desde abajo y realmente cerca con su paseo Aventura Náutica. Tan cerca que uno sale completamente empapado, y con el calor que teníamos encima la idea nos iba pareciendo cada vez más interesante.

Llegamos al punto de embarque y lo primero que hicimos fue ponernos directamente el bañador, puestos a mojarnos… hagámoslo de la mejor forma posible. La organización te facilita bolsas estancas donde puedes guardar tus cosas, el correspondiente chaleco salvavidas y… ¡a la lancha!

La embarcación primero se acerca tímidamente a las caídas de agua para que dé tiempo a hacer unas cuentas fotos y vídeos. Después, tras el aviso de los guías, guardas todo en las bolsas estancas porque llega la acción. La lancha se acerca a las cataratas hasta tal punto que lo que empieza siendo un poco de agua refrescante se convierte en una completa ducha de los pies a la cabeza al meterse, literalmente, ¡debajo de la catarata!

El agua del salto San Martín cae sobre nuestras cabezas con toda su fuerza, la lancha entra y sale una y otra vez y los gritos y aplausos pidiendo más se suceden con cada chaparrón. En ese momento ya estábamos completamente convencidos de que la idea del bañador había sido todo un acierto. ¡Vaya experiencia!

Cataratas del Iguazú
¿Preparados para un chapuzón?
INFO ÚTIL

¿Cómo llegar? ¿Cuánto pagamos?

En Brasil:

Al Parque Nacional do Iguaçu en Brasil se puede llegar desde Foz do Iguaçu en autobús de línea, el 120, por unos 3,2 reales.

La entrada al Parque cuesta 57,30 reales para extranjeros en general. Está abierto de 9 a 17h, te recomendamos llegar tempranito tanto por el calor como por la extensión, da rabia que te metan prisa en un lugar tan maravilloso.

En Argentina:

Al Parque Nacional Iguazú de Argentina también se puede llegar en autobús desde el Puerto Iguazú. Este autobús sale de la terminal de buses y es más turístico, con un precio de 100 pesos por persona para ida y vuelta.

La entrada al parque cuesta 260 pesos por persona. Este parque es aún más grande que el anterior así que de verdad vete a primera hora. Nosotros no lo hicimos y nos dejamos algunos senderos sin visitar, una lástima. Si te quedas con ganas de más el segundo día te hacen un 50% de descuento en el precio de la entrada.

Por la Aventura Náutica pagamos 350 pesos argentinos por persona. Es una actividad cara y corta ¡pero no todos los días se ducha una bajo las cataratas del Iguazú!

[Las tarifas que mencionamos fueron las que nosotros pagamos, sigue los enlaces para confirmar el precio hoy en día].

ALGUNAS FOTOS

4 Comments

  • Alex| 25 abril, 2016 at 21:26 Responder

    Grande pareja, grande!!! A seguir…Un abrazote

    • Roberto| 26 abril, 2016 at 22:25 Responder

      Un abrazo fuerte Alex!!

  • Maria| 6 marzo, 2016 at 18:10 Responder

    Espectacular!

Leave comments

Your email address will not be published.*



You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Back to top

Usamos cookies para garantizar la mejor experiencia en la web. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies y asumimos que te parece bien ¡Tenemos galletitas para todos!

ACEPTAR
Aviso de cookies
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial