Buceando en Tulum, nuestros primeros cenotes

Nuestra primera inmersión en cavernas
Tulum Buceo en Cenote Dos Ojos
No es nada fácil hacer fotos subacuáticas en un cenote, así que hemos necesitado ayuda de los profesionales. Foto: La Calypso.

La península de Yucatán está plagada de cenotes, algo que nunca antes habíamos visto. ¿Lo mejor? Que además de ser preciosos también se puede bucear en ellos.

Tras nuestro paso por Cozumel nuestro viaje continuaba recorriendo parte del estado de Quintana Roo y la siguiente parada nos esperaba en Tulum. Allí, además de visitar su espectacular yacimiento arqueológico, sabíamos que podríamos tener nuestro primer contacto con los cenotes, y como no podía ser de otro modo eso fue lo primero que hicimos nada más llegar.

Tulum Buceo en Cenote Dos Ojos
Eligiendo y comprobando el equipo en La Calypso, el centro con el que buceamos en Tulum.

Vale ¿Y qué es un cenote?

Es una buena pregunta, aunque seguro que alguna que otra vez ya habrás visto imágenes de alguno de ellos. Un cenote es una formación geológica muy particular. Hablando mal y pronto podríamos decir que es “un enorme agujero en el suelo lleno de agua”, aunque sería simplificar demasiado. Más bien, para ser más exactos y parafraseando a la wikipedia que todo lo sabe, diremos que un cenote es “un pozo natural en terreno calizo formado por el derrumbamiento del techo de una o varias cavernas”. Ahora sí ¿verdad?

Su nombre deriva de la palabra maya “dzonoot”, literalmente “hoyo de agua”. Y hay cenotes de varios tipos: abiertos, semiabiertos o cerrados. De manera que los primeros parecen lagos, los segundos cuevas con alguna entrada de luz y los últimos grutas subterráneas totalmente cerradas. Y sí, en todos ellos hay agua, tanto que de hecho una red de ríos subterráneos conecta unos con otros. Visitamos un gran número de cenotes en nuestro viaje por la península de Yucatán pero aquí nos centraremos en nuestra experiencia subacuática, iba la primera vez que haríamos un buceo en cavernas y también el primero en agua dulce, por lo que fue un momento realmente especial.

Tulum Buceo en Cenote Dos Ojos
Mapa del cenote Dos Ojos, perfecto para la explicación previa a la inmersión.

Buscando centro de buceo

Era algo que teníamos muy claro, nunca habíamos buceado en un cenote (de hecho nunca habíamos estado en uno…) y para no perder esa oportunidad empezamos a informarnos mucho antes de emprender el viaje. Estuvimos mirando qué cenotes son los más recomendables para bucear, comparando diferentes centros de buceos de Tulum, comprobando fechas y opciones… y finalmente decidimos ponernos en contacto con La Calypso Dive Center, un centro del que habíamos visto muy buenas referencias en internet y que enseguida nos respondió para explicarnos sus propuestas y todas las particularidades del buceo en cenotes.

Nuestro contacto en todo momento al otro lado del email fue Hélène, que nos ayudó a decidir qué inmersión podía ser la más indicada para nosotros pero a quien por desgracia no llegamos a conocer en persona. Según nos habían recomendado también algunos amigos el cenote de Tulum en el que sí o sí teníamos que bucear era el cenote Dos Ojos, así que La Calypso nos ofreció un par de inmersiones en él para conocerlo bien a fondo. Así que dicho y hecho, reservamos con ellos el que sería nuestro primer buceo en cenote y al día siguiente de llegar a Tulum ya estábamos en ello.

Tulum Buceo en Cenote Dos Ojos
¡Preparados y listos!

Nos ponemos en marcha: de camino al cenote Dos Ojos

Por primera vez íbamos a bucear sin que ello implicase dirigirnos al mar. Aún era temprano cuando nos dirigimos al centro de Tulum para presentarnos en las instalaciones de La Calypso. Allí nos recibió Julio, el que iba a ser nuestro guía y Dive Master en esta primera experiencia cenotera, y rápidamente nos pusimos a preparar todo el equipo. De momento Candela y yo solo viajamos con nuestra propia máscara y todo lo demás lo alquilamos en cada destino, y aquí hicimos igual. Nos gustó ver que todo el material estaba en bastante buen estado y que los neoprenos eran largos de 5 mm, el agua del Dos Ojos está a 25 grados. Eso sí, como parte del equipo se incluyen las linternas, normalmente no necesitamos focos pero aquí iban a ser indispensables.

Con todo listo nos pusimos en marcha. De camino al cenote Julio aprovechó para hablarnos largo y tendido sobre lo que íbamos a encontrar. Nos explicó el origen de los cenotes, cómo son sus aguas y la vida que íbamos a encontrar en ella. Podríamos decir que en los cenotes la vida es lo de menos, sobre todo si estás acostumbrado a bucear en mar, pero siempre es curioso encontrar algún pez de cenote o algún camarón en la oscuridad.

Lo grandioso del Dos Ojos iban a ser sus formaciones, que iba a ser nuestro primer buceo en caverna y que era algo totalmente nuevo y diferente en nuestra experiencia subacuática. Y desde luego que lo fue.

Tulum Buceo en Cenote Dos Ojos
La claridad del agua era asombrosa, la visibilidad parecía infinita.

Buceando en el cenote Dos Ojos

Una vez en el Dos Ojos nos equipamos en el bosque junto a la camioneta y repasamos las estrictas normas de seguridad de los paneles informativos del cenote. Con todo claro, bajamos andando hasta la entrada del cenote y ya estábamos listos para saltar. Estábamos deseando comprobar cómo es eso de bucear en agua dulce.

El cenote Dos Ojos es grande, bastante, y está dividido en dos líneas diferentes. Y diréis ¿líneas? Pues sí, líneas, y es que para que no haya sustos ni pérdidas posibles los buceos en curvas y en cavernas cuentan con líneas, finas cuerdas que hacen de guía, que has de seguir para no meterte por donde no debes. Julio nos explicó en el Dos Ojos siempre hay algún punto de luz hacia el que dirigirte en caso de emergencia, como por ejemplo que te pierdas y se te apague el foco, pero sabíamos que era algo poco probable porque íbamos a ser súper cuidadosos. Pero por si acaso… saberlo nos dejó más tranquilos.

Tulum Buceo en Cenote Dos Ojos
Ahí la tienes, una Barbie mordida por un cocodrilo de plástico. Por eso esta línea se llama "barbie line".

Una de las líneas es “barbie line” y la otra “bat cave”. Y las hicimos en ese orden. Comenzamos por “barbie line”, llamada así por un muñequito de Barbie que hay colocado al final en las fauces de un cocodrilo de juguete (no nos preguntes por qué). La sensación es espectacular. No hay mucha profundidad, como máximo bajamos hasta los 8 metros, y la ruta va haciendo un zig-zag constante. Atraviesas estalactitas, estalagmitas y columnas. Salvo algunos puntos de luz que vas dejando a un lado y otro la oscuridad es casi absoluta por lo que el foco se vuelve básico. Tanto como el mantener una buena flotabilidad, eso es fundamental, porque hay pasos estrechos en los que has de controlar tus movimientos con poco margen de error si no quieres golpear el techo o de la caverna.

Dada la poca profundidad de esta inmersión el consumo de aire es mínimo así que en Dos Ojos no has de preocuparte por eso. El tiempo en cada línea ronda los 50 minutos y en cada una gastamos solo la mitad de cada botella. La segunda inmersión, la conocida como “bat cave”, es muy similar a “barbie line”, pero con la diferencia de que a mitad de inmersión se sale a superficie en una gran cueva en la que entra luz natural y compruebas por qué la inmersión lleva ese nombre. Efectivamente. Es la cueva de los murciélagos. Podrás ver muchos de ellos colgando del techo antes de volver a sumergirte y continuar con la inmersión.

Entre inmersión e inmersión volvimos a la camioneta, cambiamos la botella, bebimos un poco de agua y Julio nos dio unas tabletas de frutos secos (palanquetas de cacahuetes). El intervalo en superficie no necesitaba ser especialmente largo dada la poca profundidad de las inmersiones.

Tulum Buceo en Cenote Dos Ojos
El buceo en cenote es toda una prueba de flotabilidad.

Nuestra opinión. Nuestra experiencia.

Bucear en Dos Ojos nos pareció espectacular. Sabíamos que es el cenote más famoso de Tulum y al instante comprendimos por qué. Las formaciones de sus grutas son preciosas, nunca antes habíamos visto algo igual. Bueno, en realidad sí, pero no buceando, y eso hace que sea una experiencia mucho más especial. Fue nuestra primera vez buceando en agua dulce y… ¡qué maravilla! ¡Ojalá fuera siempre así! También nos encantó que resultara todo un reto de flotabilidad.

Julio, además de explicarnos todo al detalle y de transmitirnos tranquilidad en todo momento, resultó ser buen guía también para conocer Tulum, porque fue tan encantador que nos hizo una completísima lista de restaurantes recomendables de la ciudad, probamos varios de ellos y fueron un éxito rotundo.

Tulum Buceo en Cenote Dos Ojos
No es nada fácil hacer fotos subacuáticas en un cenote, así que hemos necesitado ayuda de los profesionales. Foto: La Calypso.

¿Qué cambiaríamos?

Nos arrepentimos de hacer las dos inmersiones en el mismo cenote. Dos Ojos es impresionante pero Tulum está lleno de cenotes en los que se puede bucear, muy distintos unos de otros, algunos incluso con haloclina al mezclarse agua dulce con agua salada. Si solo dispones de un día para bucear en Tulum nuestra recomendación es que escojas Dos Ojos y otro diferente, como Calavera, Casa Cenote o El Pit, aunque para este último necesitarás ser avanzado. Así te asegurarás conocer Dos Ojos, que es básico, y de tener una experiencia diferente en algún otro cenote distinto. Nosotros, al menos, ya sabemos que tenemos una excusa perfecta para volver.

Código ético: Este post que acabas de leer es una publicación patrocinada, lo que significa que a cambio del enlace que te hemos facilitado nosotros hemos recibido algún tipo de beneficio. Así, gracias a este intercambio, podemos seguir animándote a poner tu Mundo Patas Arriba. Esto no quita que seamos escrupulosamente sinceros con nuestras opiniones, comentarios que siempre basamos en nuestras propias experiencias.

Leave comments

Your email address will not be published.*



You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top

Usamos cookies para garantizar la mejor experiencia en la web. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies y asumimos que te parece bien ¡Tenemos galletitas para todos!

ACEPTAR
Aviso de cookies
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial